Nuevos espacios

Es la noticia cultural del momento en Madrid. Se ha inaugurado la Casa de México y su agenda, su museo o su restaurante preparan más de 500 actividades alrededor del ocio, la educación, el deporte o incluso la ciencia. La visitamos y entrevistamos a sus responsables para que vayas a México sin salir de Chamberí.

La Casa de México es una ventana que inunda de aire azteca el corazón de Madrid. Con esas palabras la define su directora, Ximena Caraza, la responsable de una institución que se ha convertido, por derecho propio, en la protagonista sociocultural del otoño-invierno madrileño. Lo demuestra el hecho de que en su inauguración coincidieran un ministro, una embajadora, un canciller y una alcaldesa. Y, por supuesto, las más de 500 personas que le dieron fuste al acontecimiento. Repasamos los motivos por los que tendrás que buscar plaza de parking para tu Ford cerca de la Casa de México.

Libros, comida, arte y mucho más

La apertura es fundamentalmente cultural. En el Palacete de Alberto Aguilera se atesoran 14.000 libros de temática mexicana que componen la Biblioteca Octavio Paz; además de la Librería Martín Luis Guzmán, del Fondo de Cultura Económica. Pero también hay cultura audiovisual y musical, que se degusta en un auditorio especialmente diseñado a tal efecto; y, por supuesto, cultura gastronómica, que se saborea, se huele y se siente en el restaurante Puntarena, uno de los templos foodies de México que con esta apertura desembarca por primera vez en España, para traer una cocina que fusiona la tradición de sabores mexicanos, japoneses y mediterráneos. Y, de hecho, la gastronomía será uno de los ejes de Casa de México, con un aula ‘ad hoc’ donde se organizarán talleres y propuestas de coctelería o mixología con chefs y ‘barmans’.

mexico2

La vida sin prisas transcurre entre sus muros al compás de una agenda cultural que prevé ofrecer más de 500 actividades al año con un objetivo: «generar una plataforma de amistad, entendimiento y cooperación mutua entre México y España», explica Caraza. Eso y que, por supuesto, la colonia mexicana en Madrid sienta que al atravesar las puertas del palacete cruzan un océano y vuelve a arroparles el calor de su tierra. «Dentro de las actividades anuales que se desarrollarán en la Casa se encuentran grandes eventos de impacto, que posicionarán la identidad de la Casa de México en España como una plataforma innovadora, contemporánea, dinámica y acertada para el crecimiento de la relación económica, cultural y social entre México y España», abunda la directora de la institución.

El tesoro del futuro son los pequeños, y para ellos se han diseñado talleres donde la tradición mexicana ha sido no solo un motivo para aprender, sino también una excusa para divertirse con algo tan intrínseco de su cultura como el Día de Muertos: flores de papel, calaveritas pintadas y calaveras de amaranto y chocolate han entretenido a los niños y han llenado de color y aromas mexicanos un barrio tan castizo como el de Chamberí. Para Navidad, la Casa de México en Madrid apuesta por traer a este lado del Atlántico algunas de sus tradiciones más arraigadas, como una exposición de belenes artesanos y la decoración de un árbol con el colorido y la alegría típicos de la cultura azteca.

Una oferta cultural inagotable

Esa conexión con el pasado se revela fascinante en la primera exposición de Casa de México: ‘Tres siglos de pintura mexicana’, en la que se muestran por primera vez obras pertenecientes a colecciones privadas de Fomento Cultural Banamex. Entre ellas destacan las de Rafael Coronel, Siqueiros y el legendario Diego Rivera, de cuya firma se muestra un cuadro hasta ahora nunca expuesto. La exposición se completa con una muestra de piezas realizadas por artesanos mexicanos, dentro de la colección de arte popular de Fomento Cultural Banamex.

mexico1

Porque México es mariachi, sí. Tequila, también (y no queda duda al contemplar las 800 botellas del sagrado líquido que jalonan el recibidor del restaurante). Pero mucho más que todo eso: lo que trae la Casa de México al corazón de Madrid es «la diversidad del país en gastronomía, escritura, cine —explica su directora—. El objetivo es acercar a México y España y al mismo tiempo difundir lo que somos los mexicanos».

Los mexicanos son también un pueblo emprendedor y esto queda reflejado en otro de los espacios innovadores de Casa de México: su coworking. Y, por supuesto, este pedacito mexicano en Madrid puede llevarse a casa en cualquiera de los objetos de MIMA, la concept store que lleva en su nombre toda una declaración de intenciones: «Made in México con Amor». Es el proyecto de la diseñadora Alejandra Díaz Conde, que busca dar a conocer el talento mexicano al otro lado del charco con una máxima: cuidar la tradición mexicana en técnicas, materiales y procesos creativos al mismo tiempo que se aporta un extra de creatividad e innovación.

Casa de México abre de lunes a domingo en Alberto Aguilera 20 (Madrid). Todas sus actividades pueden consultarse en casademexico.es y en sus redes sociales.

¿Quieres probar un vehículo Ford? Descarga tu catálogo Entra y configura tu Ford