Arquitectura

¿Cómo sería la vivienda de vacaciones del futuro? 10 de los arquitectos más innovadores del mundo se pusieron manos a la obra para dar respuesta a la pregunta. La primera de estas ‘Solo Houses’ ya es real y está en Teruel; busca la integración total con el entorno natural y ya se puede visitar.

Solo Office KGDVS en Matarraña, Teruel ©solo-houses-com Martina Bjorn

Solo Office KGDVS en Matarraña, Teruel ©solo-houses-com Martina Bjorn

Lo primero, vayamos al origen de esta aventura arquitectónica en nuestro Ford. El proyecto sale de la mente de los galeristas Christian Bourdais y Eva Albarrán. Tienen una galería en París llamada SOLO Galerie, con sede también en Madrid abierta recientemente. Están especializados en trabajar con proyectos de arquitectura, y cuando en 2012 conocieron la comarca turolense de Matarraña no se pudieron resistir: era el lugar donde darle esquinazo a toda esa creatividad arquitectónica mermada por la estandarización de las construcciones para viviendas. Decidieron crear algo así como una colección de casas de vanguardia.

Llamaron a una decena de los estudios de arquitectura más disruptivos de todo el planeta y les dieron carta blanca para diseñar una vivienda vacacional que rompiera todos los moldes. En realidad más que carta blanca les pidieron desaprender todo lo relativo a la arquitectura civil y emplearse a fondo para hacer algo completamente diferente. Así nació Solo Houses, como un desafío contra las convenciones establecidas y como un auténtico derroche de creatividad aplicado a la casa de vacaciones.

¿En qué consiste este desafío?

Recordemos que la norma es que no haya norma, por lo que cada edificación es sorpresa, pero sí que hemos querido repasar todas las claves de una de ellas: la Casa Office KGDVS, desarrollada por el estudio belga Kersten Geers David Van Severen, que por cierto está disponible para alquiler:

La ubicación, en medio de la nada. ¿Recuerdas la película ‘La historia interminable’, con aquella nada entre nubes grises y con ausencia de cosas? Pues lo mismo pero en un bosque entre almendros y olivos, colores tierra y ocres, y sin nadie a kilómetros a la redonda. 120 hectáreas de espacio, nada menos.

Su arquitectura invisible. Esta fue la intención de sus creadores. Cuando conocieron el lugar se sintieron tan abrumados por su belleza decidieron que esa debía ser su hoja de ruta. Así, buscaron el modo de destacar las hermosas cualidades del entorno y de que el edificio fuera de algún modo ‘transparente’ a su contexto.

La forma circular. Cuentan que así fue la trayectoria que siguieron los pies de los arquitectos al inspeccionar el lugar para reconocerlo y comenzar con la concepción de la idea. Lo más natural para ellos fue caminar en círculos, y por ello que les pareció lo más orgánico edificar el perímetro de ese modo.

 

Solo Office KGDVS en Matarraña, Teruel ©solo-houses-com Martina Bjorn

Solo Office KGDVS en Matarraña, Teruel ©solo-houses-com Martina Bjorn

Los materiales: hormigón armado, acero en las estructuras, aluminio, policarbonato, acero inoxidable, vidrio pulido, madera teñida… Componentes de marcada contudencia, quizás algo toscos, salvajes, como el entorno que los contempla.

La sensación de infinito. Además de que no hay nada a la redonda, todo es acristalado. Son paneles verticales de vidrio y policarbonato modulables, que permiten muy diversas posiciones y conseguir espacios literalmente abiertos a la naturaleza. Pocas veces se han visto casas con tan poco impacto visual en el paisaje.

La búsqueda de la sostenibilidad: paneles fotovoltaicos, tanques de agua y generadores para abastecer la casa de forma limpia. Además, si algo caracteriza al sol, a los ríos, a la energía natural es la belleza estética que les acompaña. Y esta Solo House contempla esa belleza también: todos esos elementos están expuestos como objetos escultóricos.

Búsqueda de la belleza e integración en todos los elementos. Y quién mejor para plasmar la belleza que un artista. En este caso el autor de las esculturas es el pintor Pieter Vermeersch.

El tamaño: 1.650 metros cuadrados. La naturaleza es inmensa… ¿por qué no crear a su imagen y semejanza? Se trataba de soñar sobre el plano, y de hacer soñar in situ.

Y la guinda del pastel. Quizás un jardín con piscina no sea algo tan rompedor, pero… ¿y si te decimos que es un patio de 1.050 metros cuadrados? Integra una especie de hamaca de hierro forjado inspirada en la casa. Porque ni los muebles de terraza al uso se quedan libres de esta revisión exhaustiva.

Dicen que las vacaciones son un gran momento para deconstruirse. Y siempre será más sencillo en un lugar que cuestiona los entornos, los espacios en que habitamos, nuestras dinámicas, y todo lo que conocemos por cotidiano. Solo Houses en Teruel es la materialización de la creatividad en la arquitectura. Pero también es el lugar donde las personas se reencuentran con la naturaleza y con sus propios instintos como nunca antes había facilitado la arquitectura. Así que si planeas un viaje en tu Ford, algo por el interior de España, puedes decidirte por este rincón de Aragón. Disfrutar de la historia, de pueblos y ciudades hermosas, del buen comer y beber, de la tradición, deleitarte con maravillosos paisajes… Y darte de bruces con un futuro utópico en el que ya quisiéramos vivir para siempre.

¿Qué Ford prefieres para acompañarte a hacer deporte? Puedes solicitar aquí una prueba de vehículo Descarga tu catálogo Entra y configura tu Ford