Performance

El Mustang original que utilizó Steve McQueen en su film Bullitt ha sido encontrado tras años de búsqueda. Para celebrar este hallazgo, y coincidiendo con el lanzamiento mundial este otoño de su nueva versión, Ford ha puesto a prueba los dos modelos con una espectacular carrera. Vívela aquí y accede a una pre-reserva.

El icónico Ford Mustang GT de 1968 conducido por Steve McQueen en la clásica película de Warner Bros. Pictures, Bullitt, y perdido en la historia hasta principios de este año, hizo su primera aparición fuera de los Estados Unidos en el Goodwood Festival of Speed ​​de 2018, Reino Unido.

Este bólido protagonizó en Bullitt una legendaria secuencia de persecución de 10 minutos, estableciendo un estándar para cada escena de ese tipo de un cine. Para celebrar que Mustang más mítico estaba en Europa, se reprodujo es carrera imitándola en el recorrido Goodwood Hillclimb de 1,9 kilómetros, acompañado por el propietario del deportivo, Sean Kiernan, y junto al nueva edición especial Ford Mustang Bullitt que celebra el 50 aniversario de la película clásica. “Nada atrapó el espíritu y la emoción de Mustang como esa increíble persecución automovilística en Bullitt”, dijo Steven Armstrong, vicepresidente y presidente del grupo para Europa del Medio Oriente y África, Ford Motor Company. “Nos sentimos honrados de trabajar con Sean y su familia para traer un ícono absoluto de la historia del automovilismo a Goodwood, donde sabemos que será apreciado por un público que, como Steve McQueen, tiene gasolina en sus venas”.

La leyenda del Mustang olvidado

En la filmación de la película clásica, que se estrenó en los cines el 17 de octubre de 1968, se utilizaron dos modelos Mustang GT idénticos fabricados ese mismo año. Después del rodaje, los autos se separaron: el vehículo del héroe conducido por McQueen fue vendido por Warner Bros. a un comprador privado y, el otro, utilizado en muchos de los saltos durante la famosa escena de persecución, fue enviado a un desguace. Éste último resurgió en Baja, California, a principios de 2017, pero el primero se perdió en la historia… hasta principios de este año.

Sean Kiernan, propietario del vehículo conducido por el mítico actor, heredó el coche en 2014 de su difunto padre, Robert, que había comprado su Mustang en 1974. Para cumplir el sueño de su familia, Sean contactó con Ford y las dos partes trabajaron juntas para revelar su estrella de cine: en primer lugar en el Salón Internacional del Automóvil de América del Norte de 2018 en Detroit, y ahora en el Goodwood Festival of Speed ​​de 2018, junto con el Nuevo Ford Mustang Bullitt que ahora está a la venta en toda Europa. “Nunca fue nuestra intención mantener este automóvil en secreto”, dijo Kiernan. “Simplemente sucedió así. Estoy completamente emocionado de unirme a Ford y al Nuevo Mustang Bullitt y mostrar este coche al mundo en una de los circuitos más exigentes que hay”.

El mito renace

El Nuevo Mustang Bullitt 2018 es impulsado por el motor V8 de 5.0 litros de Ford, mejorado con un sistema de inducción de aire abierto, colector de admisión, y calibración del módulo de control del tren motriz del Mustang Shelby GT350, para entregar 460 PS y 529 Nm de torque. La transmisión manual de seis velocidades está equipada con la nueva tecnología de ajuste de revoluciones de Ford, que utiliza el sistema de control electrónico del motor para ‘apagar’ brevemente el acelerador a medida que el conductor baja de marcha para lograr cambios suaves y sin interrupciones.

Ofrecido con una selección de colores exteriores Shadow Black o Classic Dark Highland Green, el Mustang Bullitt presenta ruedas Torq Thrust de 19 pulgadas, pinzas de freno Brembo™ rojas, y un tapón de relleno de combustible imitación Bullitt. Otras características que rinden homenaje al coche que condujo McQueen son sutiles detalles en cromo alrededor de la rejilla, y las ventanas y una parrilla delantera negra únicas. Por dentro y por fuera, el vehículo usa insignias con el logo de la película.

El interior ofrece una pantalla LCD totalmente digital de 12 pulgadas y, además de los asientos estándar con costuras verdes y la función de memoria del asiento del conductor, los clientes de Mustang Bullitt pueden optar por los asientos deportivos Recaro® de cuero negro. Como un guiño al interior del automóvil original, la palanca de cambios cuenta con una perilla de cambio de bola blanca. También incluye un sistema de audio B&O PLAY premium que ofrece 1000 vatios a través de 12 altavoces de alto rendimiento.

Descubre aquí el Nuevo Ford Mustang Descarga tu catálogo Entra y configura tu Ford