Escapada

Es el viaje a la naturaleza más destacado de 2018. Proponemos un viaje diferente celebrando el centenario del Parque Nacional de Picos de Europa con actividades y eventos especiales. En ese peculiar macizo montañoso donde convergen la combinación de la cultura asturiana, cántabra y leonesa descubrirás naturaleza viva, historia de España y sí, que no cunda el pánico, disfrutarás de comida para parar un tren.

Uno de los viajes más señalados que puedes hacer en 2018 es redescubrir el Parque Nacional de los Picos de Europa, que por su centenario va a tener un montón de actividades conmemorativas muy interesantes. Se trata de un viaje perfecto para ir con familia o amigos, para conocer el parque nacional español más antiguo, que con sus más de 67.000 hectáreas incluye la mayor formación caliza de la Europa Atlántica. El parque, que en julio del 1918 fue considerado el primer espacio protegido de España, es el lugar perfecto para hacer senderismo, dejarte seducir por la alucinante fotografía paisajística y respirar aire limpio.

Dispone de treinta sendas de pequeño recorrido que ofrecen paisajes diversos: Desde acantilados a robledales, de avellanares a lagos y valles glaciares, pasando por la opción de hacer recorrer parajes más extremos y atreverse con las montañas de más de dos kilómetros de altitud como el Torrecerredo. Los picos de Europa han sido una zona estratégica en varias guerras a lo largo de la historia, un punto de no retorno para el Rey Pelayo donde comenzó la reconquista como muro de contención natural y un lugar clave para ocultarse la resistencia de los ‘maquis’. Nos subimos a nuestro Nuevo Ford Kuga y nos ponemos en ruta.

Potes @istock

Potes @istock

Música y deporte entre las novedades para celebrar el centenario

Dentro del marco del centenario, se ha realizado una propuesta conjunta de actividades en las que convergerán eventos conmemorativos, conciertos, proyecciones culturales y museos. Las más interesantes son el concierto de Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias en la basílica de Covadonga el 29 de septiembre, la presentación de un disco de la Misa de la Virgen de Covadonga, en el que participa la soprano Tina Gutiérrez, el organista Guillermo Martínez y la Escolanía de Covadonga (con fecha por determinar) y el Concierto de la Misa de Covadonga, el 4 de noviembre. En cuanto a recreaciones históricas, destaca ‘Astures, Pelayo nuestro Rey’ en Cangas de Onís y la muestra del folklore de Ciudad de Cangas de Onís en septiembre. Si buscamos sonidos más actuales y menos acotados al contexto religioso lógico de la celebración, el 22 de julio también en Cangas se celebrará el concierto de música moderna.

No obstante, teniendo en cuenta el paisaje es buen momento para que tu escapada tenga tintes deportivos, hemos seleccionado para ti algunos de los más curiosos y que mejor aprovechan el marco del Parque: Del 28 de abril al 1 de mayo en Gantas se celebrará el XVII Día del senderismo. Si lo tuyo son los deportes un pelín más extremos, tienes X Xtreme de los Lagos de Covadonga, nada más y nada menos que un recorrido de 42 kilómetros para triatloneros (septiembre). Si quieres ver una vuelta distinta, se celebrará la Travespera, una vuelta al los Picos de Europa en motos Vespa y Lambretta vintage (29 de septiembre) y si lo tuyo es el running, la carrera más bonita sucederá sin duda en mayo, en la Subida a Lagos de Covadonga, 13,5 kilómetros a pie por asfalto con más de 200 participantes.

Ojo del Lado, Picos de Europa @istock

Ojo del Lado, Picos de Europa @istock

El Alfa y el Omega del Parque Nacional

Dentro de las múltiples rutas que te van a aconsejar desde los tres paradores clave (el de Pedro Pidal, en Buferrera de Asturias, en Cantabria el de Sotama junto a Tama, y en León en la Posada de Valdeón), nuestra recomendación imprescindible es empezar por el plato fuerte: Los lagos de Covadonga. El lago Enol y el Ercina están situados a más de 1.100 metros de altura y tienen una gran carga histórica dentro del imaginario del parque al considerarse que la virgen de Covadonga “obraba milagros” desde la época romana, puestas de sol espectaculares y un must para fotógrafos amateur y profesionales. A pocos kilómetros encontrarás en medio de las montañas del monte Auseva, entre un mar siempre verde de vegetación El Santuario de Covadonga. A poca distancia también verás una de las estructuras arquitectónicas más extrañas del norte de España, la Santa Cueva, un edificio incrustado dentro de una roca suspendida sobre una cascada.

Para conocer el Bulnes recomendamos probar el tren cremallera, donde en unos siete minutos el funicular te llevará desde Puente Pocebos hasta la aldea, evitando un desnivel de 400 metros y podrás llegar a la zona del pueblo en una senda de unos cinco minutos. Si te apetece simplemente rondar la zona, puedes visitar el pueblo de Arenas de Cabrales para hacer la ruta del Cares desde Asturias y ya de paso ver el museo del queso de cabrales, la pesadilla de todo el sensible a los olores fuertes.

Otro de los puntos más escondidos y de gran orgullo para los locales es el funicular de Potes, en Cantabria. El viaje se inicia en Fuente Dé donde encontrarás un precioso teleférico, no apto para los que sufren vértigos ya que te suspenderá a 1.000 metros de altura pero las vistas de frondosos verdes, montaña y mar en la lejanía son absolutamente únicas.

Poncebos @istock

Poncebos @istock

Y por supuesto, el buen comer

Tenemos la ruta completa, cultura, paisajes y deporte. Pero nos falta uno de los mayores reclamos de subir al norte desde que reinaba Pelayo: La comida asturiana, con el eterno cachopo y la omnipresente fabada como estrellas. Dentro de la gastronomía underground del norte, estás a tiro de piedra del Restaurante Casa Morán en Cangas de Onís, fabada, pote y cordero de calidad (se puede decir el clásico, “donde comen los asturianos”). Un imprescindible también es Los Arcos en Cangas de Onís especializado en pulpo, corzo y bacalao. En León, acércate a El Desván de Valdeón y si te apetece conocer el cocido lebaniego regional la mejor opción es Paco Wences en Potes, Cantabria. Por último recuerda que vas en un coche y las distancias son nada… A solo 25 minutos tienes la mejor referencia posible en Asturias, Casa Marcial, el doble estrella Michelin de Nacho Manzano, una de las joyas de la gastronomía nacional.

Más información

¿Qué Ford te gustaría para este viaje? Descarga tu catálogo Entra y configura tu Ford