Ciencia

Un estudio neurocientífico llega a la conclusión de que disfrutar de un Focus RS o un Ford Mustang es una de la experiencias diarias que generan más emoción en las personas.

Seguro que aún tienes grabado tu primer beso, ese golazo que metió tu equipo in extremis en una final o ese giro de guión inesperado de tu serie favorita. La memoria es finita, por eso las imágenes de esos momentos se van emborronando con el paso del tiempo, pero hay algo que permanece intacto y recuerdas como el primer día: el subidón que sentiste.

Pues bien, hay una experiencia que estimula aún más tus sentidos que las descritas: conducir un deportivo de Ford. No lo decimos nosotros, está constatado por un estudio científico. Vayamos por partes. En inglés, a ese subidón se le llama buzz moment (algo así como momento vibrante), y en Ford quisieron comprobar, empíricamente, en qué grado se produce en un conductor cuando disfruta de las cualidades deportivas de uno de sus coches.

Ford-Mustang_4

“Sabemos que conducir es mucho más que ir de un punto A a un punto B”, dicen desde la marca, “así que quisimos comparar las emociones cotidianas de una persona normal con la emoción que transmiten nuestros modelos al volante”. Para el estudio, eligieron de entrada uno de sus coche más adrenalíticos: el Ford Focus RS pero, en este caso, convertido en un laboratorio rodante en colaboración con un equipo de diseño y otro de neurocientíficos y renombrado, como no podía ser de otra manera, como Performance Buzz Car. Después hicieron lo mismo con un Ford Mustang y un Focus ST.

En busca del ‘Momento Buzz’

Para que te hagas una idea, estos modelos ‘preparados’ montan en su interior un procesador procedente de uno de los ordenadores destinados a videojuegos más potentes que existen. Además, la carrocería esta recorrida por 100 tiras de LED de luz diurna, y otros 200.000 diodos de LED repartidos por todo el coche, incluidas las ventanillas, que generan animaciones y muestran la conexión de la persona y la máquina. Si el conductor pasa por un intenso ‘momento buzz’, el coche, también.

focus-rs-snow

Para medir los subidones de los participantes (ciudadanos y ciudadanas como tú y como yo) se les implantó unos sensores que forman parte de un sistema de ‘inteligencia artificial emocional’ desarrollado por la empresa líder en tecnología empática Sensum. Antes de subirlos al Focus RS, pasaron por otras experiencias excitantes: un beso apasionado con su pareja, una escena clave de Juego de Tronos, un partido de fútbol de su equipo preferido, una vuelta en una montaña rusa o una clase de salsa.

Finalmente, se les puso al volante del Performance Buzz Car para que exprimieran sus prestaciones y su comportamiento deportivo. En total, fueron más de 1.400 horas de trabajo para un estudio concienzudo al que Ford ha querido darle una base científica.

Estos resultados son un subidón…

Seguro que te estarás preguntando: ¿Cuáles fueron los resultados? Los participantes del estudio que se pusieron al volante del Ford Focus RS, un Ford Focus ST o un Ford Mustang experimentaron una media de 2,1 ‘momentos buzz’ intensos durante un recorrido diario típico, frente a una media de tres subidones en la montaña rusa, 1,5 viendo un episodio de Juego de Tronos o un partido de fútbol, y ninguno bailando salsa o dándose un beso apasionado (¿malos tiempos para el amor?).

focus-st

Por tanto, solo por los ‘loopings’ de la montaña rusa los participantes tuvieron experiencias de mayor octanaje que al volante de un Ford deportivo. Harry Witchel, psicólogo británico, concluye: “El reto era cómo crear esos picos de emoción en la rutina de un día a día normal. Porque esos momentos puntuales son decisivos para nuestro bienestar general. La actividad que más emoción concentra en menos tiempo es subirse a una montaña rusa. Pero conducir un Ford deportivo ha generado también un grado muy elevado, por encima del resto de experiencias, y de una forma mucho más accesible que una atracción de feria, ya que tu coche te espera todos los días en el garaje”.

Descubre aquí el Nuevo Ford Mustang Descarga tu catálogo Entra y configura tu Ford