Familias Ford

Las tendencias para el transporte de los niños en nuestros coches han variado mucho en los últimos años. Por eso queremos mostrar los aspectos fundamentales de la legalidad vigente, con información sobre sillas y sistemas de sujeción, e incluso ofertas de entretenimiento a bordo para los más peques.

Las cosas han cambiado mucho en materia de seguridad. Gracias a ello hay menos accidentes y menos graves que hace veinte o treinta años. La Ley de Tráfico y Seguridad Vial actualmente en vigor obliga a llevar a cualquier menor con altura igual o inferior a 135 cm en su propia sillita, con un sistema de retención infantil (SRI) homologado y adaptado a su peso y estatura. Si a alguien le puede parecer engorroso llevar un asiento siempre ocupado por un SRI, las cifras seguro que le convencen: en caso de accident, usar correctamente estas sillitas reduce las lesiones del menor en un 90%.

Hoy estamos más concienciados de lo importante que es tomar precauciones. Por eso tienes un Ford, con el que viajar con la total tranquilidad de que tú y tu familia estáis seguros. Y por eso también sabes lo importante que es elegir una sillita adecuada para los más pequeños de la casa, para incorporar en cualquiera de los vehículos familiares Ford: B-MAX, C-MAX, S-MAX o Galaxy, entre otros.

i-Size, el nuevo estándar de seguridad

En la Unión Europea conviven ahora mismo dos estándares de homologación, el ECE R44/04 (implementado en 2005) y su sucesor, el ECE R129, llamado i-Size. Los SRI i-Size se han fabricado con dos objetivos en mente: el primero es simplificar el proceso de selección de sillita. En la normativa ECE antigua había sillas universales, semiuniversales, específicas para ciertos coches, con enganche ISOFIX, agarradas por el cinturón de seguridad, etc. Además estaba dividido en grupos con distintos intervalos de peso. ¿Cómo no equivocarnos? Ahora las sillas i-Size son compatibles con cualquier coche con anclaje ISOFIX y se eligen en función de la altura, no del peso.

Gracias a esto es más sencillo elegir el modelo adecuado, algo que es muy importante porque usar una silla incorrecta aumenta el riesgo de lesiones. Aunque ambos estándares están aceptados es recomendable pasarse a la sillita i-Size: el nuevo estándar es más seguro. Soportan mejor los impactos laterales y están preparadas para viajar a contramarcha como mínimo hasta los 15 meses. Además, por el sistema de montaje que tienen resulta más difícil colocarlas mal (y por tanto sufrir las consecuencias de una instalación incorrecta).

Niños

¿Cómo es la silla perfecta?

Aunque las i-Size quieran simplicar la elección de SRI, la elección de sillita sigue siendo una tarea complicada: hay infinidad de modelos y tamaños, que a su vez encajan mejor en diferentes coches. La recomendación más segura es una silla que use ISOFIX, con arnés de cinco puntos de sujeción y a contramarcha. Es cierto que hay menos modelos disponibles de sillas a contramarcha para niños mayores de dos años, pero eso no quiere decir que no existan: marcas como Klippan, Britax, AxKid, Romer, Recaro y BeSafe ofrecen sillas adecuadas. Te recomendamos que acudas a un concesionario Ford para asesorarte: te ayudarán a elegir la que mejor se adapte a tu coche y te enseñarán a colocarla bien en él.

¿Qué es el ISOFIX?

ISOFIX es una norma de sujeción de las sillitas infantiles al coche. En lugar de anclar la silla sólo con el cinturón de seguridad, ISOFIX utiliza dos anclajes que se encuentran bajo el asiento, que son mucho más fuertes que el cinturón. También llega un tercer agarre, o bien al cabecero del asiento o al suelo del coche, para evitar que la silla gire si hay un golpe. Tu Ford tiene anclajes ISOFIX en sus asientos traseros; es recomendable colocar la silla en el de atrás del copiloto, para que el conductor pueda, usando un espejo situado en el cabecero, tener un ojo puesto en el bebé.

¿Por qué a contramarcha?

Hasta 2013 los bebés sólo tenían que viajar a contramarcha (es decir, mirando hacia la parte trasera del coche) hasta alcanzar determinado peso, normalmente, entre los 9 y 12 meses. La nueva normativa obliga a llevar a los niños en contradirección hasta los 15 meses. Sin embargo, es recomendable mantener ese uso de la silla todo el tiempo que sea posible: una silla de espaldas es hasta un 500 % por cien más segura. Las sillas a contramarcha están mucho mejor preparadas para resistir impactos frontales y frontolaterales, los más graves en caso de accidente. En caso de frenazo en seco y golpe, la cabeza, el cuello y el tórax quedan alineados con la silla, que absorbe la mayor parte del impacto y reduce la posibilidad de lesiones graves.

Y para que no se aburran…

Los niños tienen una energía inagotable, y mantenerlos literalmente amarrados durante horas y horas no es tarea fácil: pasado un rato el paisaje no les impresiona lo más mínimo, y esa música que tanto te gusta (y que además suena de maravilla en el equipo de sonido de tu Ford) a ellos les da exactamente igual. Menos mal que Ford dispone de diferentes opciones para echarte una mano: por ejemplo, una pantalla como la DVD Next Base, con su soporte fijo para reposacabezas y su control remoto, puede convertir el coche en todo un cine sobre ruedas. Si prefieres utilizar tu tablet como pantalla, puedes sincronizarlo con tu sistema SYNC por bluetooth. Cuando te quieras dar cuenta iréis todos cantando canciones infantiles…

Elige el Ford que más le pega a tu familia. Escoge aquí una prueba de vehículo Descarga tu catálogo Entra y configura tu Ford