Descubre las 10 maravillas naturales más desconocidas de España

Escapadas

Descubrir paraísos cercanos a los que escapar con nuestro Ford. Con este objetivo encendemos el motor y te acercamos a diez maravillas de la naturaleza española que, muy posiblemente, desconocías. Escenarios que van a ir directos desde la cámara de tu smartphone al top de fotografías destacadas de tu Instagram.

¿Sabías que en Algeciras hay un bosque de niebla, virgen desde la última glaciación? Los Llanos del Juncal es solo uno de los 10 paraísos escondidos que queremos descubrir en este recorrido en Ford por la península: el vértigo del cañón de los Gaitanes, la cascada en la desembocadura del río Xallas, las dunas y acantilados de Calblanque… Así hasta una decena de destinos donde la naturaleza se muestra en formas sorprendentes.

Llanos del Juncal (Cádiz)

El idílico paisaje de Los Llanos del Juncal, en el Parque Natural de los Alcornocales, se congeló hace 1,8 millones de años. Este bosque de niebla único en Europa convive en el Estrecho de Gibraltar con uno de los puertos más importantes de España, el de Algeciras, a pocos kilómetros de este lugar protegido donde el alcornoque es la principal riqueza natural, pero también se puede encontrar roble andaluz y una población de helechos de gran importancia ecológica. La cordillera en la que se ubica, entre el Atlántico y el Mediterráneo y perpendicular al Estrecho, hace que se concentre la humedad y los vientos de levante crean una constante niebla que se mantiene 245 días al año. “La zona tiene una precipitación horizontal muy alta y eso permite unos ecosistemas que no son propios ni de estas latitudes ni de esta edad geológica”, comentaba en el diario El Pais hace unos meses el geógrafo Juan Manuel Fornell, cuando la prensa se hizo eco del peligro que corre esta reserva encapsulada desde la última glaciación, donde hay que solicitar permiso para acceder. Hasta allí viajan investigadores de todo el mundo para estudiar especies como la ojaranza, laureles alejandrinos, azafranes de otoño, lianas o helechos poli-poli, algunas de ellas en peligro de extinción en este bosque de laurisilva de la Era Terciaria. Un frágil ecosistema de 80 hectáreas (dentro de un parque natural de 1.677 kilómetros cuadrados) con un clima subtropical, similar al mediterráneo antes de la glaciación. Una joya de obligada protección. Se puede acceder a los Llanos del Juncal en grupos pequeños y siempre que no sea en verano, por el riesgo de incendios. Se tramitan unas 150 peticiones al año. Para visitarlo hay que enviar un correo a pn.alcornocales.cma@juntadeandalucia.es. Más información.

alcornocales

Desembocadura en cascada del río Xallas (A Coruña)

El salto final del río Xallas es una de esas curiosidades naturales que hay que conocer en Galicia. Se trata de un río que termina su recorrido en forma de cascada cayendo al mar, el único caso en Europa. Sucede en la parroquia gallega de Ézaro, en la provincia de A Coruña. El río no tiene un trayecto largo, pero en su recorrido de casi 60 kilómetros atraviesa una carrera de obstáculos con un gran desnivel rocoso. Situado frente al cabo Finisterre, en este antaño enclave del fin del mundo, todos los fines de semana de verano se abren las compuertas de la presa y la caída recupera gran parte de la espectacularidad que tuvo (ahora de la cascada sólo cae agua los sábados de 12 a 14.00 horas y todo el día los domingos de verano). Alrededor de los otros dos embalses, Castrelo y Santa Uxía, convive la rica fauna y flora del Monte Pindo junto a las pías o caldeiras: cavidades naturales construidas a lo largo de los siglos por el río, bañadas por transparentes aguas de color turquesa. Conviene visitar el Centro de Interpretación del Monte Pindo y Cascada del Xallas, en la playa de Ézaro, con información sobre actividades como la pesca y el piragüismo. Más información.

xallas

Las dunas de Calblanque (Murcia)

Se trata de un parque natural alejado del ruido, con acceso controlado y restringido en verano. Situado en el sector oriental de la sierra minera de Cartagena, en esta reserva hay dunas, arenales, calas, charcas y acantilados. Y por supuesto, sus saladares, con la carpa dentada en peligro de extinción. Calblanque parte desde Cala Reona, en Cabo de Palos, hasta la población minera de Portmán. El área protegida tiene formaciones montañosas que discurren paralelas al mar y descienden suavemente hasta la zona más llana, la depresión de las Salinas del Rasall: lagunas naturales convertidas en salinas y después abandonadas, donde han vuelto las aves acuáticas. Las playas de finísima arena dorada, sus aguas transparentes y los fondos marinos son un espectáculo muy apreciado por nudistas (como Playa Larga, de más de un kilómetro) y submarinistas. Calblanque es la cara más salvaje y natural de la costa murciana y el comienzo del otoño es una temporada perfecta para visitar este parque regional que responde al bonito nombre de ‘Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila’. Un paisaje natural típicamente mediterráneo con naturaleza, montañas, flora y fauna autóctona. Solo los restos de algunas explotaciones mineras y dos núcleos de casas encaladas (Covaticas y La Jordana) recuerdan el paso del hombre por Calblanque. Levante sin contaminar. Más información.

calblanque

El Meandro del Melero (Salamanca y Cáceres)

Un paraje natural al este de la comarca de Las Hurdes, en la frontera entre las provincias de Cáceres y Salamanca. Allí está el Meandro del Melero, una de las curvas más sinuosas y fotogénicas del río Alagón, cerca de Riomalo de Abajo. Desde esta localidad sale el sendero que llega hasta el Mirador de la Antigua, donde el meandro aparece en todo su esplendor. En cada estación se muestra un color distinto. Y en cada mes, un cambio en la vegetación. Lo más curioso de este lugar es la península que interrumpe el curso del río, creando la ilusión de un lago con una isla en el centro. Y como telón de fondo, la salmantina Sierra de Béjar, de visita obligada. Más información.

alagon

El río turquesa de Urederra (Navarra)

Otro lugar que parece nacido de la imaginación de un novelista de literatura fantástica. Un bosque de hayas junto a un río turquesa, el Urederra (palabra que en Euskera significa ‘agua hermosa’), que nace en el Parque Natural Urbasa-Andía y recorre 19 kilómetros hasta desembocar en un afluente del Ebro. Junto a él hay un sendero en la población de Baquedano. Para conocer las cascadas y pozas en el nacimiento del río es aconsejable concertar la visita a esta reserva natural por internet. El camino es agreste y está prohibido coger palos, piedras o flores. Más información.

urederra

Playa de Gulpiyuri (Asturias)

Es una playa única en Asturias. Y eso es mucho decir en un lugar donde casi todo es único. Diminuta (apenas 50 metros) y escondida, Gulpiyuri se forma entre la costa de Llanes y Ribadesella y su encanto reside en que el agua del mar entra a través de un túnel entre las rocas. Declarada ‘Monumento Natural’, la mejor forma de disfrutarla es a partir de septiembre, vacía, caminando sobre las rocas y el agua, que hace lo que en Asturias se conoce como ‘bufones‘: grietas y chimeneas abiertas en la roca del acantilado, conectadas con simas marinas por las que las olas del mar empujan el agua con gran fuerza, formando en la superficie surtidores de agua pulverizada visibles a gran distancia desde el exterior y que pueden alcanzar más de veinte metros de altura. Naves es el pueblo más cercano. Desde allí se accede por un camino de tierra. Otra forma de llegar hasta ella es caminando desde la cercana playa de San Antolín, en Niembro. Más información.

gulpiyuri

Cueva del Castillo (Cantabria)

Monte Castillo es una elevación caliza al borde del río Pas que esconde un intrincado laberinto de cuevas pisadas por el hombre desde hace 150.000 años. Cinco de ellas conservan arte rupestre paleolítico y son Patrimonio de la Humanidad desde 2008. De ellas, las de El Castillo y Las Monedas están abiertas al público. Destaca la primera, descubierta por Hermilio Alcalde del Río en 1903 y objeto de numerosos trabajos científicos, claves para la comprensión del desarrollo y comportamiento humano durante la Prehistoria en el sudoeste de Europa. Caballos, bisontes, ciervas, uros, ciervos, cabras, un mamut… Ese es el variado bestiario de El Castillo (en Puente Viesgo), donde también hay referencias humanas (manos en negativo), signos y formas geométricas (destacan las llamadas nubes de puntos y las formas rectangulares). Pinturas en rojo, negro o amarillo, grabados y al menos dos esculturas simples asociadas a la pintura muestran una diversa variedad técnica. Más información.

cueva-del-castillo

Los Mallos de Riglos (Huesca)

Riglos es un pueblo del Prepirineo oscense, paraíso de los deportes de aventura, con los cañones del Gállego para el rafting y los Mallos para la escalada: enormes moles rocosas con el pueblecito a sus pies y paredes de más de 200 metros en vertical. Los “mallos” (mazos) son grandes escarpes rocosos que por efecto de la erosión van quedado aislados de la montaña. Y en Riglos sus cimas llegan a los 900 metros, formados por acumulación de material procedente de la destrucción de los relieves pirenaicos y depositado al pie de la montaña por el río Gállego. Cada mallo tiene nombre propio: algunos proceden de las casas de Riglos (Firé, Pisón), otros de su forma (el Cuchillo, el Puro) o color (Colorado), otros en honor a distintas personalidades (Gómez Laguna, alcalde de Zaragoza). Las paredes de los Mallos han atraído a escaladores desde los inicios de este deporte y su nombre está ligado al de grandes figuras españolas. Hay muchas vías de ascensión y desde sus cimas es habitual la práctica del salto base. Más información.

mallos

El humedal de Saldropo (Vizcaya)

Es difícil encontrar tanto que hacer en un solo lugar, a solo 20 minutos de dos ciudades como Bilbao y Vitoria. Naturaleza, tradición, gastronomía y ocio es lo que proponen los Parques Naturales de Gorbeia y de Urkiola, las cuevas de Mairuelegorreta y Baltzola, los embalses de Ullibarri-Gamboa, Urrunaga y Albina, el biotopo protegido de Itzina, la Cascada de Gujuli o nuestra principal recomendación de la zona, el humedal de Saldropo, ya que su paisaje es realmente impactante. Todos estos destinos en el centro de Euskadi, con frondosos valles, altas cumbres, fauna y flora, están unidos en el llamado Destino Turístico Gorbeia, territorialmente repartido en tierras de Álava y Vizcaya, donde la Asociación de Desarrollo Rural Gorbeialde (por la parte vizcaína) y la Cuadrilla de Gorbeialdea-Estribaciones del Gorbeia (por la alavesa) trabajan desde 2010 de forma conjunta para impulsar el turismo, proponiendo actividades como yoga y tai chi en la naturaleza, pastoreo, escalada, alfarería vasca, kayak, apicultura o raquetas de nieve. Más información.

gorbeia

Desfiladero de los Gaitanes (Málaga)

El desfiladero es tan impresionante como el sendero para disfrutarlo. Situado en el centro de la provincia, entre los municipios de Álora, Antequera y Ardales, el Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes es uno de los paisajes más espectaculares de la sierra malagueña. Con paredes escarpadas y altas, es un cañón excavado en la Sierra de Huma por el río Guadalhorce que en algunos puntos tiene 10 metros de ancho y 700 metros de profundidad. La presencia de un canal de agua desde los embalses del norte hasta El Chorro, para aprovechar el desnivel en una central hidroeléctrica, conllevó la construcción de un camino de mantenimiento, conocido como Caminito del Rey porque la obra fue inaugurada por el rey Alfonso XIII. Estas pasarelas recientemente restauradas de unos 3 kilómetros discurren entre paredes verticales y un puente colgante a más de 100 metros del río. Hasta la llegada del AVE, el desfiladero era el único acceso ferroviario a Málaga capital desde el interior de Andalucía, con un largo túnel excavado en la pared este. Pinos, encinas y eucaliptos, sabinas, enebros y jaras, buitres leonados y águilas reales conforman la flora y fauna de este lugar, zona de especial protección para las aves, donde en las partes más altas habitan cabras montesas, zorros y tejones. Las vistas del cañón son impresionantes y también aquí hay que reservar la visita. Estas rocas, de distinto origen y edad, han dado lugar a formaciones geológicas, cuevas y simas con más de 20 cavidades de gran importancia geológica y arqueológica, como la de Ardales con arte rupestre en sus más de 1.600 metros de galerías. Todo un ejemplo de adaptación a un sistema vertical. Más información.

caminito-del-rey

¿Qué Ford te parece mejor para viajar? Puedes solicitar aquí una prueba de vehículo Descarga tu catálogo Entra y configura tu Ford