Viaja hoy a la ciudad del mañana

Innovación

Ford ha presentado su plan de movilidad para las grandes ciudades del futuro porque, tal y como las conocemos, ya no son sostenibles y se hacen difícilmente habitables. Las previsiones del crecimiento demográfico prevén un crecimiento de las grandes urbes, lo que obliga a rediseñar una nueva forma de vida ciudadana.

La necesidad de crear un nuevo modelo de ciudad en todos los aspectos, vivienda, transporte, infraestructuras y comunicación, es una necesidad urgente en la que Ford ya trabaja con diferentes instituciones en todo el mundo para crear nuevas soluciones de movilidad. “Al resolver el reto de movilidad, tenemos la oportunidad de crear un mundo mejor para las generaciones futuras. Es a la vez una gran oportunidad y una gran responsabilidad”, ha dicho Bill Ford, presidente ejecutivo de la compañía. En la actualidad el 54% de la población mundial vive en centros urbanos, sobre todo en Norteamérica (83%) y Europa (73%) pero las previsiones de la ONU apuntan a que en 2030 llegaremos al 60%, y en 2.050 habrá 2.500 millones más de personas más en todo el mundo habitando en ciudades, con un espectacular crecimiento en las urbes asiáticas y africanas.

En ciudad, vehículos eléctricos y autónomos

Según un estudio del MIT (Massachustts Institute of Technology), en la actualidad el 87% de nuestras necesidades de trasporte podrían estar cubiertas por los vehículos eléctricos, mientras que en 2025 llegarían al 99%. Con un panorama de contaminación ambiental y acústica cada vez más saturado en todas las grandes ciudades, Ford apuesta por el desarrollo de los vehículos eléctricos y autónomos, campo éste último en el se sitúa en cabeza, según un informe de Navigant Research, frente a las 18 compañías analizadas que trabajan en este campo, tanto automovilísticas como tecnológicas. De hecho, Ford tiene previsto lanzar al mercado su primer vehículo autónomo de nivel 4 (el máximo es nivel 5) en 2021.

Chariot y Ford GoBike

En el corto plazo, los vehículos eléctricos y el sistema de transporte compartido, como Gobike y Chariot, que Ford ya ha puesto en marcha en San Francisco y Texas y que se está ampliando durante 2017 a nuevas urbes, suponen un primer paso para eliminar vehículos particulares de las ciudades y ofrecer alternativas de movilidad que cubran todas las necesidades. Una red de infraestructuras conectadas, con vehículos eléctricos autónomos, tanto autobuses como turismos, sería el paso siguiente para flexibilizar el transporte y las vías de circulación en ciudad, creando vías reconfigurables que puedan adaptarse a las necesidades tanto de tráfico rodado como peatonal. Otro proyecto en el que también trabaja Ford con diferentes instituciones y organismos.

La gestión centralizada de estas vías reconfigurables y de los vehículos autónomos permitiría eliminar los atascos, redirigiendo el tráfico de manera ordenada por diferentes zonas, mientras que la utilización masiva de coches eléctricos podría permitir llegar a un nivel nulo de emisiones contaminantes en las ciudades más avanzadas del futuro.

Soluciones de movilidad personal 

No solo los automóviles eléctricos y autónomos se moverán por las ciudades, y por ello Ford prevé otros medios de transporte como sus bicicletas inteligentes, pensadas para uso individual, como complemento del vehículo particular (pueden plegarse y guardarse en el maletero), e incluso para reparto y entregas de pequeñas mercancías. Pero también investiga en otras soluciones, como Carr:E, un dispositivo de transporte individual que ocupa el espacio de la rueda de repuesto en el interior de un vehículo convencional y que nos proporciona movilidad con 22 kilómetros de autonomía para movernos en ciudad y zonas peatonales. Otro de esos sistemas individuales de transporte, es TriCity, una silla-triciclo plegable para moverse con comodidad por la ciudad y que cuando no se usa se puede transportar como una mochila gracias a su liviano peso.

TRICITY

El transporte profesional

Uno de los grandes problemas en las ciudades son los suministros y los servicios, trabajos que se realizan normalmente con vehículos comerciales movidos por motores diesel. Ford está realizando pruebas con su Transit híbrida enchufable en Londres, previas a su lanzamiento comercial en 2018. Este furgón ofrece una autonomía eléctrica de 50 kilómetros, suficientes para las tareas de reparto en el casco urbano. En un panorama a medio plazo, el sistema de reparto se vería reforzado con drones que se encargaría de las entregas e incluso vehículos autónomos eléctricos para estas tareas. En un plazo más largo, el sistema Autolivery podría apoyar a una furgoneta eléctrica, autónoma y con una flota de drones que se encargaría de hacer el reparto a domicilio de cualquier mercancía.

Todas estas soluciones permitirían reducir la necesidad de viales para circulación de vehículos, al mejorar la eficiencia de todos los sistemas, con lo que esa superficie liberada se convertiría en nuevos espacios verdes y parques, mejorando la calidad de vida de los habitantes y dando lugar a hábitos más saludables.

Descubre todas las tecnologías de Ford Descarga tu catálogo

Entra y configura tu Ford
FORD_TRANSIT