‘Living la vida Veg’ con estas sorprendentes tendencias veganas

Tendencias

El veganismo es la principal nueva tendencia foodie en 2017. Por eso te traemos un top con algunos de los mejores restaurantes con opciones veganas de España, e incluso tiendas de moda que han apostado por esta cultura.

Además de colarse en los armarios y las conciencias creativas, el veganismo, que defiende un consumo responsable y ético con el medio ambiente y la defensa de los derechos de los animales –y sus derivados como lácteos, huevos, miel…–, también se ha asentado en la gastronomía. Cocineros ‘estrellados’ y restaurantes punteros inculcan esta forma de vida desde sus cocinas o incluyen pinceladas, cada vez más importantes, en sus recetarios. Hace unos pocos años se miraba a quien no comía carne ni pescado como si fuese un bicho raro, ahora brotan y florecen menús preparados y cartas en locales sin ingredientes animales. En España ya han escogido este estilo de vida más de dos millones de personas. ¿Por qué? Por salud, por ética, por moda… o, sencillamente, porque sí. La dieta vegana aporta menos grasa y contiene más cantidad de antioxidantes, hidratos, fibra y micronutrientes (magnesio, potasio, vitaminas, etc). Aunque la principal razón es la salud, también el medio ambiente sale beneficiado: los costes asociados a la producción de carnes o pescados, e incluso de lácteos y huevos, son mayores que los de cereales o verduras. Un reto gastronómico que va de la mano de sabores y recetas emocionantes. Os invitamos a conocer más esta tendencia, y a viajar en vuestro Ford hacia estas propuestas veganas de gastronomía, diseño y moda:

Tendencias con conciencia

Modelo de Pepaloves

Modelo de Pepaloves

Nada como un bolso para erigirse en un must pero; ¿quién lo hubiera dicho de una bolsa? I am not a plastic bag, firmada por Anya Hindmarch, revolucionó, allá por 2007, el concepto it con un producto que costaba apenas un puñado de dólares, y cuyo valor radicaba en la conciencia ecológica que se le suponía al portador; conciencia que acabó convirtiéndose en el verdadero must desde hace ya varias temporadas. Paradojas al margen de que una bolsa de cinco libras generase un fenómeno de bolsos ecológicos que llegaron a alcanzar los mil dólares (como el de la casa francesa Goyard) lo cierto es que sacar de paseo la susodicha bolsa, estudiar concienzudamente los productos con que se abastecerá y saber dónde adquirirlos fue sólo la punta del iceberg de un fenómeno de concienciación global muy atractivo y capitaneado por lo más grande del star system, como las actrices Gwyneth Paltrow y Olivia Wilde.

Lo que estas celebrities hicieron fue comenzar el cambio a través de la comida para saltar, acto seguido, al universo de la moda porque, bajo el color, la originalidad y la elegancia, esconde una cruel realidad: pieles, cuero, angora o plumas exóticas que proceden del maltrato y la explotación animal inundan un sinfín de diseños y complementos. Por este motivo, cada vez son más los creadores y las firmas que, sin perder la creatividad, se guían por valores éticos como los derechos de los animales y la protección del medio ambiente. Ya Stella McCartney declaró, allá por 2009, al periódico británico The Guardian: «La gente de la moda simplemente no quiere escuchar los mensajes. Me sorprende, ya que se supone que la moda va de eso, de cambios. ¡Se supone que nosotros somos la vanguardia! Sólo puedo pensar que no les importa tanto como a los que trabajan en otro tipo de sectores. Así que, sí, creo que la gente de la moda es bastante insensible». Esta diseñadora, desde sus inicios, ha rehusado utilizar pieles o cuero en sus colecciones. Sus zapatos, cinturones y bolsos están fabricados con materiales alternativos, más sostenibles y respetuosos. La marca estadounidense Vaute Couture hizo historia en la Fashion Week de Nueva York en 2013 cuando presentó por primera vez en las pasarelas una colección íntegramente vegana. Le valió el aplauso del público y una enorme repercusión mediática. Ética y alta tecnología combinadas para crear unas prendas diferentes en las que la compasión es la que marca tendencia. Y es que no hay nada más moderno que una moda que rompe moldes, nada más vanguardista que una moda consciente.

A nivel nacional, Pepaloves, una empresa malagueña y familiar con una larga trayectoria de éxitos, presenta desde hace más de diez años una moda femenina, romántica y muy positiva, con colecciones que prescinden de productos de origen animal. Porque, como ellos mismos declaran: «Cada vez está más normalizado. En los últimos años el cambio en este sentido ha sido enorme y la demanda de una moda respetuosa con el medio ambiente y fabricada bajo condiciones laborales dignas y libres de explotación, tanto animal como humana es cada día mayor. En este sentido, se hace mucho más sencillo mantener unos principios éticos firmes. Nada que ver con las telas sintéticas de hace 10 años. Elegancia y calidad no son palabras que estén reñidas con el medio ambiente, ni tampoco que dependan de la vida de tantos animales».

Es indudable que algo está cambiando, y Hollywood tampoco es inmune a esta tendencia. ¿Un ejemplo? El lanzamiento del reto Green Carpet Challenge por parte de Livia Firth, una ecoguerrera y mujer del actor Colin Firth, que anima a los grandes diseñadores, y a los actores y las actrices que lucen sus diseños sobre la alfombra roja, a elegir moda sostenible. «Llevamos bolsos enormes de cuero, pero casi nunca los relacionamos con las vacas de las que proviene ese cuero», asegura la agitadora chic. «Creo que la moda se puede hacer mucho más sostenible, con materiales más benignos, pero nunca vamos a diseñar algo que sea de una calidad inferior sólo porque sea ecológico».

Restaurantes innovadores con opciones veganas

Flax & Kale
‘Come mejor. Sé más feliz. Y vive más tiempo’. Bajo esta premisa, la carta de este restaurante es para todos los gustos: desde los veganos hasta los raws que prefieren frutas y verduras crudas aunque admite cocciones inferiores a 46º, o incluso los fanáticos de los superalimentos, con la espirulina a la cabeza. (Tallers, 74B, Barcelona)

Comedor de Flax and Kale

Comedor de Flax and Kale

Espai Joliu
Sándwiches vegetarianos de cilantro, hummus y tomates asados en romero, cookies veganas, smoothies de leche de avena… Esta preciosa plant concept store, creada por unos apasionados del mundo vegetal, es ideal para un almuerzo healthy o una merienda eco. (Badajoz, 95, Barcelona)

Green Spot
El exitoso equipo de En Compañía de Lobos sigue desplegando sus tentáculos foodie. Esta vez apuesta por un vegetariano fuera de lo común, pensado para que se hagan adictos hasta los más carnívoros. Como entrantes estrella, el edamame con chile picante y la coliflor rebozada con salsa de tamarindo y menta; y de principal, una pasta de cereales trufada con calabaza y puerro. (Reina Cristina, 12, Barcelona)

Pepita & Grano
Las cosas a granel tienen ventajas: puedes comprar solo lo que necesites y, además, haces un bien por el medioambiente, pues ahorras plásticos innecesarios. Con estas dos ideas por bandera y con el compromiso de ofrecer la mejor calidad al menor precio, nace Pepita & Grano. Ofrecen toda clase de legumbres, con más de 16 tipos de alubias españolas, lentejas como la caviar, garbanzos pedrosillanos… Además, trabajan con todo tipo de especias, setas y algas deshidratadas, arroces y harinas. (Santa Engracia, 77, Madrid)

VivaBurger
La primera hamburguesería vegana de Madrid donde verduras, avena, manzana y pan rústico son los ingredientes estrella que dan vida a burgers 100% de calidad. (Costanilla de San Andrés, 16, Madrid)

VivaBurger

Interior del restaurante VivaBurger

Crucina
En el centro de Madrid, este restaurante crudivegano se presentó como el sitio de ‘comida cruda gourmet’ en la capital cuando Yorgos Ioannidis, un médico griego, decidió abrirlo en 2011. Aquí se cocina todo por debajo de 41ºC, se fermenta, se liofiliza, se bate… ¿La alternativa? Utilizan procesos como la deshidratación o el marinado con la idea de alterar lo menos posible los alimentos. ¿El resultado? Pizzas de verduras y burgers veganas. (Divino Pastor, 30, Madrid)

Azurmendi
Uno de los chefs españoles más comprometidos con la sostenibilidad es Eneko Atxa, del restaurante Azurmendi (tres estrellas Michelin). Hace tres años ganó el premio al mejor restaurante sostenible del mundo según la lista 50 Best. Su filosofía empieza en la arquitectura misma del edificio, que busca siempre soluciones ecológicas, como los paneles solares, la reutilización del agua de lluvia o la plantación de 700 árboles de variedades locales. Otro detalle: se ofrece a los clientes que vayan en coche eléctrico la posibilidad de recargarlo gratuitamente. Además, el chef tiene un blog sobre sostenibilidad o el llamado Centro de Interpretación de la Sostenibilidad Azurmendi. En él, los comensales pueden ver el jardín y el invernadero, que cuenta con el banco de semillas más grande del País Vasco, con más de 400 referencias. (Corredor del Txorierri, salida 25, Vizcaya)

AQDV
Alimentos Que Dan Vida, en Alicante, es un centro dirigido por Lou Mateos, experta en vida saludable. Tras formarse con expertos de todo el mundo en cocina macrobiótica, energética, vegetariana, vegana, raw food, ayurvédica y cocina de origen vegetal, decidió aunarlo todo para crear un nuevo concepto: ‘Cocina nutriente basada en plantas’. Desde aquí imparte talleres de cocina raw, bio y oriental y sesiones de yoga. (Avenida Doctor Gadea, 8, 1º, Alicante)

Bump Green
El respeto es el plato principal de este resto: a la comida, al productor y a su entorno. Y al comensal, por supuesto. El objetivo de los dueños no es ofrecer otro espacio bonito y eco donde se come rico y saludable, sino dar protagonismo al productor y despertar la curiosidad sobre la forma de trabajo y la tierra que hace posible lo que tienes el plato. ¿Su filosofía? Food with Spirit. Por eso buscan convertirse en expositor y soporte de proyectos de alimentación sostenible y justa, con agricultores, ganadores, recolectores y artesanos de su confianza que producen según una ética compartida. (Velázquez, 11, Madrid)

Uno de los espacios de Bump Green

Uno de los espacios de Bump Green

Botanique
Ficha al chef Nacho Sánchez, la revolución del puesto número 36 desde la parte alta del mercado de Antón Martín. Un antiguo local que antes ocupada una charcutería que ahora ofrece, a sus siete mesas, una cocina vegana de autor con alta tendencia al crudo. ¿Algunas de sus propuestas? Crema de pepino y aguacate, sopa de miso o una tabla de quesos crudiveganos. (Mercado de Antón Martín, Santa Isabel, 5, Madrid)

Rayén Vegano
En el madrileño barrio de Huertas, los chicos que forman este espacio tienen las cosas muy claras. No tienen freidora y en su cocina se utilizan productos ecológicos y de temporada, además de proximidad, siempre que sea posible. Miman al máximo las materias primas dándoles un trato respetuoso y evitando técnicas agresivas. (Lope de Vega, 7, Madrid)

Levél Veggie Bistro
Paté vegetal hecho con brocoli ecológico y pan de cebolla deshidratado, unos magníficos falafel deshidratados durante 20 horas para conseguir el sabor y textura característico de este plato, un veggie roll hecho con láminas también deshidratadas y una mezcla de verduras crujientes y germinados, o un crepe de garbanzos rellenos de verduras de temporada. Son algunas de las propuestas de este templo de peregrinaje vegano. (Avenida de Menéndez Pelayo, 61, Madrid)

Vegan & Raw
Tras una larga trayectoria en la divulgación de la dieta cruda, la norteamericana Beverly Pugh ha inaugurado en Palma de Mallorca este enclave de comida para llevar 100% cruda, del que destaca sus hamburguesas con pan de almendra y pipas, wraps con ensalada de germinados y hummus y espaguetis de calabaza marinados con salsa Teriyaki sin cocinar. Una forma de alimentarse que ella entiende como ‘medicina’. Autora de La comida con vida, ha creado una primera gama de productos raw food que distribuye por todo el país. (Plaza Bisbe Berenguer de Palou, 5, Palma de Mallorca)

10 ejemplos de moda y belleza con carácter vegano

Thinking MU
Si al escuchar Thinking MU piensas al instante en una vaca, no estás tan equivocado, porque Mu era una intrépida perrita que se parecía a una rumiante, según cuenta Pepe Barguñó, uno de los creadores de esta firma de camisetas orgánicas con base en Barcelona. La empresa catalana está convencida de que la vida es una cuestión de actitud y que ésta es la que mueve el mundo. Tanto es así, que cada una de sus camisetas luce un mensaje ilustrado para transmitir esta creencia. ¿Sus valores? Artesanía, naturaleza, responsabilidad, humor y mensajes positivos.

Veja
¿Unas zapatillas bonitas y a la moda, que cuidan del medio ambiente y defienden los derechos humanos? Sí, vienen de Francia, se llaman Veja y nacen en el año 2004, de la mano de dos jóvenes emprendedores que deciden producir sneakers de algodón orgánico con cooperativas de Brasil bajo unos principios de comercio justo. ¿Las pautas a seguir en su producción? Se fabrican con algodón biológico cultivado sin abonos ni pesticidas, caucho salvaje del Amazonas que se cosecha con un sistema para evitar la deforestación, y cuero curtido con acacia que se trata sin cromo gracias a los taninos de ésta. Hoy se aventuran con B-mesh, el nuevo material con el que la marca trabaja desde 2015, surge del reciclaje de botellas de plástico y representa el 30 por ciento de la producción actual de la firma. «Como en Veja no gastamos dinero en cosas como la publicidad, podemos producir zapatos muy alta calidad a un precio competitivo» sentencia Sébastien Kopp, cofundador de la firma.

Handmade beauty
En cuanto lo pises, se convertirá en tu templo 100% orgánico y green al que peregrinar en Madrid. Desde sus tratamientos, realizados con productos veganos, sin químicos y biosostenibles, hasta el catering (eco, con tés orgánicos, zumos naturales detox) pasando por los uniformes, las toallas, los papeles de impresión y los objetos de decoración, también ecológicos. «Mi filosofía es coherente desde el principio hasta el final», afirma su dueña, Diana Burill. Su especialidad son las manipedis realizadas con esmaltes aptos para embarazadas y quitesmaltes ecofriendly. En cada ritual se puede escoger la sal y las bolas efervescentes blanqueantes para uñas y cutículas de una extensa y verde carta.

Productos de Handmade Beauty

Productos de Handmade Beauty

Ami Iyök
Fundada en Barcelona, esta firma de eco-cosmética se inspira en las profundidades de la selva costarricense. Allí habita el grupo étnico Bribrí, de los pocos que aún aprovecha los recursos naturales como tratamientos de belleza respetando su ‘madre tierra’, su Ami Iyök, como la llaman. Por ese motivo, cosmética, diseño y tecnología son los tres pilares fundamentales de la marca, creados desde la honestidad y el respeto al medio ambiente y a las personas. Trabaja con grandes recursos naturales de alrededor del mundo conocidos por sus magníficas propiedades dermatológicas, desde el más exótico aceite de la planta Sacha Inchi amazónica hasta el de oliva mediterráneo ecológico certificado entre otros activos naturales.

Naked & Famous
Creados por Naked & Famous, los pantalones vaqueros Organic Vegan Selvedge se dan a conocer con la siguiente tarjeta de presentación: gluten free y veganos orgánicos. Livianos, elaborados con algodón japonés, sin blanquear ni teñir, se alzan como los reyes de los jeans sostenibles y reciclables.

Stella McCartney
La gente no suele plantearse muchas de las costumbres que han heredado, ella suele cuestionarse todo siempre. Lleva uno de los apellidos más famosos del mundo, pero es su talento lo que le ha hecho triunfar en la moda. Favorita de las celebrities y eco-warrior, Stella McCartney no para en su labor de transmitir su filosofía a favor de los animales. Sus padres, la fotógrafa Linda Eastman y el exbeatle Paul McCartney, la educaron en la idea de que hacía falta reflexionar sobre las consecuencias que nuestros actos provocaban en la naturaleza. ¿Un ejemplo? Cuando el diseñador Tom Ford dejó Gucci en 2001, le pidió que lo reemplazase. Ella aceptó con la única condición de que no se trabajase con piel ni con ningún producto que en el que hubiese intervenido un animal en el proceso. Él aceptó. Cuando también le dijo que tampoco quería trabajar con cuero, el texano le hizo comprender que eso era imposible. Así que rechazó su proposición y fundó su firma homónima. Y Stella jamás se arrepintió.

Zapatos Pla
Estos zapatos recorren un largo camino. Su destino empieza en algún lugar del Pla, en Mallorca. En el sitio exacto donde la diseñadora Irene Peukes los imaginó por primera vez y, a su vez, su nombre va a acompañado de una declaración de principios: ‘Más manos, menos máquinas’. Después viajan a Bangladesh. Pasan por las manos hábiles y entrenadas de artesanas que viven en campos de refugiados. Cada unidad se hace con una sola trenza de yute, un material resistente, sostenible e imprescindible para los pequeños agricultores de ese país. Las artesanas cosen a mano cada vuelta de trenza con la anterior y la unen a un forro de algodón que cubre el interior del zapato. Una vez concluido el trabajo de las artesanas, los diseños regresan a Mallorca donde se elabora su particular suau, una suela compuesta de una intensa capa de textil natural. Como broche, los zapateros artesanos locales une las dos partes del calzado en un proceso estrictamente manual y… ese modelo sale a caminar muy lejos. Tanto como su destino los lleve.

Green carpet challenge
En un apacible barrio londinense se encuentran las oficinas de Eco Age, una empresa que se dedica a fomentar el uso del término eco en moda. Al frente está Livia Firth, quien ha aprovechado su privilegiada situación como esposa del actor Colin Firth para erigirse en abanderada de diferentes causas vitales para el planeta y los animales. Cuando Livia Firth empezó Green Carpet Challenge, proyecto con el que pide a los diseñadores que conviertan la sostenibilidad en algo deseable, era difícil de imaginar el rápido crecimiento que obtendría. Ahora se ha asociado con Marks & Spencer para continuar el compromiso de los grandes almacenes de apoyar la moda ética con la creación de una edición exclusiva de sus colecciones. Cada prenda ha sido seleccionada por Firth por sus credenciales ecológicas que van desde los tejidos utilizados a la verificación de la fábrica en la que se confeccionó y el no uso de animales en su proceso de desarrollo.

Pepaloves
Debido a su compromiso animalista, en las colecciones de esta firma malagueña no se utiliza ni piel ni lana ni seda, asimismo colabora con protectoras y santuarios, y también sigue una política de fabricación responsable. Desde la marca nos comentan: “creemos que aunar ética y diseño es la única opción sostenible. Nuestro compromiso animalista nos lleva a fomentar los avances experimentados en la industria textil que hacen que hoy en día sea absolutamente innecesario el sufrimiento animal para poder vestir prendas bonitas y de calidad. Los únicos animales que podrás ver en nuestras prendas están en los estampados ya que en Pepaloves no utilizamos materiales de origen animal (pieles, lana, cuero, pelo, seda o plumas), sino tejidos alternativos como el poliéster, el rayón, el spandex, el acrílico, el algodón y el poliuretano”.

Escoge el Ford que más le pega a tu estilo. Escoge aquí una prueba de vehículo Descarga tu catálogo Entra y configura tu Ford