Vive el renovado orgullo atlántico de A Coruña, la ‘Ciudad Barco’

Viajes

Es la única ciudad española en el Top 10 de ‘Ciudades emergentes que hay que visitar’ de Skyscanner. Más internacional que nunca, pero fiel a su esencia de ciudad barco, A Coruña se reinventa y apuesta por un nuevo “gastroplacer” gallego a golpe de moda, decoración y buena cocina. Bienvenidos a una ciudad moderna que mira al océano.

“Desde la Torre de Hércules se ve Nueva York”. La frase refleja bien la esencia de una ciudad, A Coruña, amante de la hipérbole y la buena vida, callejera y cosmopolita, orgullosa de mostrarse y de acoger al forastero. Y parecía que había llegado la hora de reinventarse. Dicho y hecho. Este año se relanza como la ciudad más atractiva del Eje Atlántico y con esta idea en la cabeza, parece otro escenario bien distinto a lo que proyectó hace una década. Las calles aledañas a la plaza de María Pita bullen hoy con nuevos locales que ofrecen alternativas a las típicas marisquerías y pulperías. En el elegante barrio del Ensanche, las barras donde los coruñeses de toda la vida toman el aperitivo, han hecho hueco a gastrobares, reposterías o hamburgueserías con toque gallego. En el Orzán y San Andrés, los locales de copas mantienen su aura canalla y se desdoblan para ofrecer cenas, cócteles y hasta desayunos. A Coruña ya sabe que es otra ciudad, y os la queremos mostrar a bordo de vuestro Ford.

Interior de Arallo Taberna

Interior de Arallo Taberna

Callejeando por La Ciudad de Cristal

A pesar de estos aires de modernidad que soplan por la urbe, no hay que olvidar que la city es una península unida a tierra firme por un finísimo istmo con dos caras marítimas. La primera es la portuaria, que da a la Ría, y en la que encontramos al arco iris reflejado en las cristaleras de las galerías de sus viviendas, rasgo por el que ha sido bautizada como ‘La Ciudad de Cristal’. En su otro rostro, el que mira al Atlántico, se extienden dos preciosas playas urbanas, Orzán y Riazor. Dicen que la primera impresión es la que cuenta; por eso hay que iniciar la ruta en nuestro Ford Focus por su pintoresco puerto. Aquí, verás las coloridas barcas de pesca amarradas en la dársena da Mariña que, como para contrastar con el color que despliegan los barcos, ofrece un telón de fondo de fachadas siempre blancas. Bordea ambas caras por su renovado paseo marítimo en tranvía, al más puro estilo lisboeta. Quizá no sepas que Picasso vivió sobre estos adoquines desde los nueve hasta los trece años, edad a la que hizo su primera exposición en una tienda de muebles del centro.

También debes dedicar dos o tres días a conocer la Coruña de puertas adentro, esa que se exhibe en el interior de edificios futuristas y museos de nueva generación como Domus, y que no sólo está consagrada al arte en todas sus formas. Porque aquí la gastronomía, tanto tradicional como avant-garde, es una de las niñas bonitas. Haz una parada en el mercado de la plaza de Lugo donde, además de contemplar las capturas que llegan a primera hora de la lonja, podrás desayunar a base de empanada, queso de la tierra o pastas dulces. Déjate seducir por el muestrario de tapas de toda la vida de las calles de la Estrella y de la Barrera o pide mesa en el vanguardista Árbore da Veira si quieres descubrir a qué sabe la estrella Michelin de la ciudad. Y para un brunch o una merienda de cuento, entra en el restaurante Valentín (San Agustín, 30). También acertarás si pides mesa para cenar en La Sartén de Coruña, una nueva referencia con lo mejorcito en pescado y marisco (Plaza de España, 11). Bajamos el festín con un cóctel en Le Bon, el local más cool de la ciudad: suelos de cemento pulido, flores frescas y luz tenue (Marcial de Adalid, 2-4). Y es que no hay nada como rendirse ante los locales que marcan parte del nuevo carácter de A Coruña.

Patio del Bar Atlántico 57

Patio del Bar Atlántico 57

Los lugares clave en la nueva modernidad coruñesa

Alborada
“Somos lo que cocinamos”, advierten en su web. Uno de los pilares de la alta gastronomía gallega cumple su décimo aniversario en plena forma. Germen de proyectos de éxito –como Alabaster en Madrid– mantiene en su elegante comedor con vistas al Atlántico, la excelente calidad de su cocina, el mimo al producto de calidad y el trato exquisito que le valieron la estrella Michelin. Con nuevo chef, Iván Domínguez, y un menú degustación totalmente renovado, sigue siendo imprescindible. (Paseo Marítimo Alcalde Francisco Vázquez, 25)

Alma de Pez
Un original mural sobre madera, un árbol de colores y un acogedor Chester de piel incitan a comprar con calma en este espacio multimarca que apuesta por firmas españolas e internacionales: diseños relajados y tejidos naturales. (Federico Tapia, 21, tel. 981 12 13 52)

Arallo Taberna
Un taburete y la barra como frontera. Acortando distancias. Dispuesta a que comas con la vista, el oído, la nariz y las manos antes que con el tenedor, siéntate en la de doce metros de Arallo Taberna, en la que caben hasta 26 personas, y entrégate a su cocina de raíces gallegas. En su carta ‘Sólida’, carnes y pescados, productos de alta calidad que se renuevan por temporada. Domina la influencia del Atlántico, pero platos como el salpicón de peixe azul curado; el siomay de congrio en caldereida o el curry de choupas son el resultado de una influencia internacional. (Plaza de María Pita, 3)

Bar Atlántico 57
Este restaurante extiende su horario hasta las copas nocturnas en su local de abajo, de nombre La Boite, que tiene las mejores vistas sobre la playa de Riazor, y La Torre de Hércules, a través de una gran cristalera frente al Atlántico. (Andén Riazor, s/n)

Barlovento
¿Su decoración? Vintage con ladrillo visto, lámparas industriales y un mobiliario que se reutiliza y se reinventa como lámparas procedentes de minas turcas o taquillas danesas. ¿En su menú? Destacan las hamburguesas gourmet, con pan gallego, de diferentes carnes, atún o vegetariana. (Federico Tapia, 19)

Cannibal Raw Bar
Con las rías gallegas como despensa, presenta una propuesta cruda y saludable que combina platos calientes con una oferta de cocina raw (cruda) y marinada, que suma desde moluscos a los ceviches o el tartar y el carpaccio. (Estrella, 4)

Muestra de productos en The Nave

Muestra de productos en The Nave

Domus
En el interior de este edificio, obra del arquitecto japonés Arata Isozaki, se encuentra el museo Domus, Casa del Hombre, con un escenario espectacular, al cobijo de roca natural y con maravillosas vistas al mar. Y dentro de él, Eduardo Pardo, heredero de una notable saga hostelera gallega, pone a punto las recetas tradicionales de su tierra interpretadas con sencillez en Casa Pardo. Pide la mesa junto a los gigantescos ventanales. (Ángel Rebollo, 91)

Latayaya
En su tarjeta de presentación reza: “Es una casa para pasear, mirar, sentir y encontrar objetos que te harán soñar”. Y efectivamente, así es. En la primera planta de un edificio de 1900, se encuentra esta pequeña cueva de Alí Babá, con diversos cuartos que actúan como guaridas de tesoros fuera de lo común. Bajo una estética retro y sobre los suelos originales, en ellos encontrarás productos gourmet, cosmética natural, decoración, loza, arte… (Picavia, 5, 1ºD)

Nelybelula
Mr. Ce, Hartford, Malababa, Polder… son algunas de las firmas que puedes encontrar en esta coqueta tienda que mima hasta el más mínimo detalle. Incluso puedes tomarte un café y leer revistas en su espectacular patio interior de aires provenzales. (Juan Flórez, 83)

No sin Valentina
La ropa infantil que crea Carmen Quiroga en su luminosa tienda-taller llega a todo el mundo. Formada en Inditex, ella comenzó al revés, vendiendo sólo por Internet en 2007 que produce cada año dos colecciones y elabora por encargo vestidos para ocasiones especiales con aires románticos y tejidos artesanales. (Médico Durán, 9)

Pandelino
Al más puro estilo neoyorquino y bajo una cuidada presentación, tanto en su packaging como en la decoración del establecimiento, te esperan desayunos deliciosos, brunch, zumos naturales, una panadería y productos gastronómicos deli. ¿Un must? Siéntate en una de sus mesas y pide su hamburguesa gallega gourmet de ternera ecológica, queso de Arzúa y patatas de Coristanco. (Rosalía de Castro, 7)

Queixeria Praza de Vigo
Si eres un auténtico roedor, en esta quesería y su tienda hermanada en Lugo, perderás los sentidos. El espacio ha revolucionado la ciudad y su afinador se encargará de descubrirte algún nuevo queso dentro de sus más de treinta referencias, la mayoría hechos de leche cruda. También tienen servicio a domicilio en bicicleta. (Federico Tapia, 34)

The Nave
De estilo nórdico y originales, aquí encontrarás ese aparador Macintosh de los años sesenta que tanto tiempo llevabas buscando o las sillas Ercol y la Acapulco de los setenta que habías fichado en esa revista de arquitectura y diseño que coleccionas o incluso los taburetes industriales italianos de la década de los cincuenta que habías visto en uno de tus viajes. La sección ‘objetos’ e ‘iluminación’ serán la perdición. (Avenida Linares Rivas, 50)

ford_focus

¿Qué Ford te parece mejor para viajar? Puedes solicitar aquí una prueba de vehículo Descarga tu catálogo Entra y configura tu Ford