Shelby GT350, el Mustang más potente jamás construido

Mustang

Echa una mirada al detalle a través de esta ventana abierta al futuro de Ford: Descubre el Mustang más potente de la historia. ¿Estás preparado para este purasangre? ¡Atrévete!

El nuevo Ford Mustang Shelby GT350 es un bólido a la altura del creador de esta línea, el legendario diseñador Carroll Shelby: un bólido imbatible con el motor de aspiración más potente jamás creado por Ford para un Mustang. El nuevo deportivo de Ford es uno de los coches con más músculo de toda su historia, con un motor de una potencia arrolladora, un diseño único que levanta pasiones y tecnología puntera para ofrecer la experiencia de conducción más emocionante. Los expertos coinciden: este Shelby GT350 es posiblemente el mejor Mustang jamás visto.

Para entender esta afirmación tan atrevida hay que empezar por echar un vistazo al corazón que mueve esta bestia. Jamás podrás olvidar el rugido de este motor, un V8 con cigüeñal plano de 5,2 litros que desarrolla hasta 526 caballos de fuerza, y su escape cuádruple. Con un tope de 8.250 rpm y transmisión de seis marchas, el motor de aspiración del Shelby no solo es el más potente desarrollado por Ford hasta la fecha, sino también su V8 de producción con más revoluciones. Así, el GT350 alcanza los 100 km/h en sólo 4,45 segundos, con una velocidad máxima de 273 km/h.

gt350r-wheel-1407

Mustang y Shelby: una historia de velocidad y potencia

A principios de los 60, Ford encargó a diversos diseñadores que imaginaran un coche deportivo que fuera asequible para el gran público. La compañía americana presentó su nuevo ‘muscle car’ en el Salón del Automóvil de 1964, una creación de Lee Iacocca y Joe Oros. Fue la presentación pública del Ford Mustang, que recibe su nombre de los caballos salvajes que aún recorren el oeste americano. En solo un año el Mustang vendió casi medio millón de unidades, un récord espectacular para la época. Animada por el éxito, Ford encargó diversas versiones de su nuevo coche estrella. De entre todas ellas, los Shelby son los más potentes; no en vano su creador, Carroll Shelby, fue piloto de carreras antes que diseñador de coches.

El método de trabajo de Shelby consistía en modificar a su gusto coches de carreras para transformarlos en vehículos de uso diario, pero sin renunciar ni a la potencia ni al diseño agresivo de un bólido. Su Shelby GT350, con motor V8, 206 CV de potencia y la carrocería Fastback inventada por Shelby, era una auténtica bestia de la carretera. Unos años después dejan de fabricarse por la crisis del petróleo, hasta que Ford recuperó la marca en 2006. Este nuevo Ford Mustang GT350 vuelve a ser el Mustang con más músculo de todos.

gt-350_feb_1965_neg_ser_143300_003

Diseñado para volar

La carrocería y el diseño del GT350 no solo le aportan la estética agresiva de los ‘muscle cars’, sino también una carga aerodinámica excelente para sacarle el máximo partido al motor. Las aberturas de la parrilla frontal mejoran la refrigeración del motor y los frenos delanteros; los difusores, los guardabarros ventilados y el capó de aluminio, junto con las salidas de aire de las aletas, mejoran la fuerza descendente y el arrastre del coche.

El sistema de amortiguación MagneRide es capaz de ajustarse en tiempo real gracias a sus miles de sensores de movimiento; su estructura es la plataforma más firme vista en un Mustang, un 28 por ciento más resistente a la torsión que el modelo anterior. Las impresionantes llantas de 19 pulgadas llevan de serie una versión personalizada de los neumáticos Michelin Pilot Super Sport para ofrecer el máximo agarre.

Todos estos factores se suman para conseguir que el GT350 permanezca plano en cualquier circunstancia de conducción, incluso en plena frenada. Y ya que hablamos de frenos: sus discos perforados, con 394 mm y seis pistones delante y 380 mm y cuatro pistones detrás y conductos de refrigeración propios, garantizan que podremos afrontar con seguridad cualquier circuito de velocidad.

vtvl2262

Un interior para sacar lo mejor de su conductor

El interior del Ford Mustang GT350 está optimizado para sacarte el máximo rendimiento como conductor. El volante multifunción con base plana permite cambiar entre los cinco modos de conducción, además de activar el bloqueo de línea y el control de salida para lanzamientos en carrera más efectivos. Una pantalla de 4,2 pulgadas te ofrece información en tiempo real sobre distintos factores, como el desempeño del motor o el combustible.

Este deportivo viene preparado para disfrutar a toda velocidad: la luz para indicar el momento de cambiar de marcha, todo un clásico en los coches deportivos, está situada en el parabrisas. El remate son los asientos Recaro, creados para la velocidad. Su diseño se adapta al cuerpo, tanto en la zona lumbar como en los hombros, para sujetar perfectamente al conductor tanto en aceleración y curvas como en tiempos de conducción muy largos.

Puro músculo de diseño

Cada detalle del coche está creado con mimo para ofrecer la experiencia de conducción más emocionante: desde el diseño tan agresivo como aerodinámico al motor de aspiración más potente, las sensaciones de su característico rugido y su interior de última tecnología. El Ford Mustang Shelby GT350 es un deportivo espectacular que hará las delicias de cualquier amante del motor; pero también es una bestia que hace honor al legado de Mustang, un bólido capaz de dejar huella en cualquier circuito de carreras.

ford_mustuang_730x188-05

Descubre aquí el Nuevo Ford Mustang Descarga tu catálogo Entra y configura tu Ford