Aventura

Conducir por todo el mundo no es poca cosa. Hacerlo en un Ford Modelo T de 100 años es un desafío impresionante, y eso es exactamente lo que este matrimonio está intentando. Los Regter comenzaron su viaje épico en verano de 2012 y siguen con él. Hasta el momento, esta intrépida pareja ha recorrido casi 80.000 kilómetros visitando y apoyando diversos proyectos impulsados por ONG´s.

Henry Ford estaría orgulloso de nuestra aventura, estoy seguro”, dice Dirk Regter con una amplia sonrisa entre la satisfacción y la ilusión. Este aventurero del siglo XXI quiere completar un viaje alucinante de casi 130.000 kilómetros que inició con su esposa Trudy en 2012 en un Ford T de 1915, y que en este 2016 llega a su cuarta y hasta el momento definitiva etapa. “Queríamos hacer un gran viaje y no nos decidíamos, así que dijimos: recorramos todo el mundo”, así es como esta pareja de holandeses jubilados explican el haber decidido emprender lo que muchos consideran una auténtica barbaridad. “Nos dicen, ¿por qué lo hacéis? ¡Estáis completamente locos!”, pero lo cierto es que han conseguido despertar la atención de mucha gente, y eso les permite recaudar fondos para la organización SOS – Children Villages que cuenta con varios proyectos con niños huérfanos de todo el mundo. Así convierten su pasión por conocer el mundo al volante de un Ford de época, en un servicio a la sociedad.

Lo único que planificamos al empezar fue: vayamos de Norte a Sur” y así es como comenzó la primera etapa del viaje en verano de 2012, llevándoles desde su casa en la localidad holandesa de Edam, hasta Ciudad del Cabo, en Sudáfrica. Nada menos que 22.000 kilómetros en 180 días de los que Dirk tiene un recuerdo muy nítido, “Desierto. Muchísimo desierto. En Egipto hay grandes zonas de desierto. Sudán es todo desierto” se ríe mientras relata cómo simplemente iban avanzando por África sin tener una gran planificación, solo esperando a ver qué ocurría al día siguiente. Y lo cierto es que solo pensar en que recorrerían carreteras pavimentadas, caminos de arena, barro, zonas llanas y zonas montañosas, podrían haber caído en la tentación de evitar algo. Prefirieron afrontar todos los retos. “En África tuvimos que soldar una rueda delantera rota en el herrero local”, cuenta Dirk y “en la frontera entre Sudáfrica y Botsuana conocimos a un granjero que tenía un viejo Ford T en el granero y nos dio la rueda de repuesto de regalo para el camino”.

Around the World in a Ford Model T

El salto a América de este épico viaje

El Ford T de los Regter cuenta con un motor de gasolina 3.0 litros y las mismas especificaciones que cuando salió de la fábrica en 1915, además de neumáticos más grandes para las llantas con radios de madera, que hacen que el viaje sea más suave y soportable en recorridos largos. Un juego de neumáticos puede durar unos 15.000 kilómetros en carreteras normales, pero muchas aguantan menos en algunos de los caminos sin asfaltar que ha recorrido los Regter en regiones como África y Sudamérica.

La segunda etapa del viaje les llevó en 2013 a Estados Unidos y Canadá. Allí recorrieron nada menos que 28.000 kilómetros, “¡Con un solo pinchazo!“ dice Dirk y brindándoles lo que hasta el momento ha sido el punto álgido del viaje, “La autopista de Los Ángeles a San Francisco es preciosa, tiene cuestas, barrancos y montañas a un lado y unas maravillosas vistas del océano a la otra. Es impresionante”, se emociona. Recorrer 22 estados en el país que vio nacer el Ford T, el ‘automóvil universal’ tal y como lo quiso denominar su creador, también tenía un sabor especial. Constantemente recibían las invitaciones de los clubs de fans del Ford T de las diferentes ciudades por las que pasaban para que les visitasen. El recorrido de los Regter por Estados Unidos se convirtió en todo un acontecimiento dentro de los círculos de coleccionistas y amantes del Ford T. que esperaban a las puertas de sus ciudades la llegada de la pareja.

Y otra vez con la premisa de ir de norte a sur, en 2014 emprendieron un viaje de 180 días por Sudamérica, que les haría completar la que hasta ahora es la última etapa del viaje y que recorrió 26.000 kilómetros de este continente.

Around the World in a Ford Model T

¿El Ford T? La mejor opción para estos aventureros

Dirk lo tiene claro. Para él emprender el viaje en el Ford T, más allá de lo peculiar de la elección por tratarse de un modelo con 100 años de historia, terminó por ser la mejor opción posible. “Es un coche simple, fuerte, flexible, fiable, muy sencillo de arreglar, no necesitas ser un ingeniero, puedes arreglarlo tú mismo”, y eso facilita mucho las cosas cuando estás en mitad de la nada y simplemente con un poco de cinta, un trozo de madera y unos tornillos eres capaz de reparar el vehículo y hacer que llegue a un lugar civilizado. “Es el único coche en el que se podría hacer un viaje como este”, apunta el pionero. “Soy bastante mañoso y un destornillador, un martillo, algo de cinta adhesiva, unas bridas y correas tensoras te pueden llevar muy lejos”.

Dirk y Trudy Regter son propietarios de este Ford T de 1915 desde 1997. Con anterioridad, Dirk fue propietario de un Ford T de 1923 y de un Ford Modelo A de 1928. Su pasión por los vehículos Ford de época le viene de su padre y su abuelo. Un viaje como este solo es posible gracias a la determinación de unos auténticos aventureros que definen el espíritu pionero de Ford, como lo son los Regter, y no podría haberse llevado a cabo más que a través de un icono de la era industrial y del desarrollo de la automoción como es el Ford T.

Se trata de un vehículo que superó los 15 millones de unidades fabricadas entre 1908 y 1927. Un trozo de la historia del siglo XX que empezó en USA, pero que pronto se expandió por todo el mundo, incluyendo plantas de fabricación en Dinamarca, Alemania, Irlanda, España, Reino Unido o Argentina. Esa universalidad del vehículo hace que la vuelta al mundo junto con Dirk y Trudy también sea un constante ‘regreso a casa’, algo que se nota en las imágenes de alegría y satisfacción de los habitantes de cada pueblo que visitan. Dirk y Trudy las comparten a través de su página web, en las que se ve a gente de todo el mundo compartiendo esta aventura con la pareja de holandeses, apoyándoles en su épico viaje y ayudándoles ante toda adversidad.

¿Qué Ford te parece mejor para viajar? Puedes solicitar aquí una prueba de vehículo Descarga tu catálogo Entra y configura tu Ford