Viajes

Atrás quedó el verano, y el invierno aún no asoma. Damos la bienvenida a la estación más nostálgica en busca de un un oasis relajante en medio de la vuelta a la rutina, de un edén donde perdernos y encontrarnos, ya sea solas o acompañadas de nuestras mejores amigas.

Coge tu Ford y acércate a San Sebastián para una escapada en clave de mujer. El paraíso está mucho más cerca de lo que pensabas, quizás a orilla del Cantábrico y a un paso de Francia. Os mostramos las 6 claves que convierten a Donostia en un destino perfecto para una escapada femenina.

Relax

Una escapada no es tal si no conseguimos que la mente desconecte. El entorno idílico de San Sebastián facilita que olvidemos el estrés del día a día, con solo admirar su paisaje y empaparnos de ese halo de glamour que rodea la ciudad. Pero si con eso no fuera suficiente, te proponemos darte un capricho en el famoso balneario de La Perla, fundado hace más de un siglo y situado en plena bahía de La Concha. Te sentirás en la Belle Époque donostiarra mientras especialistas se encargan de mimar tu cuerpo con agua salada y algas marinas, entre otros mejunjes. Si no te quieres perder el atardecer, enfúndate en tu atuendo yogui y despide el día practicando el saludo al sol a la orilla del mar. Mens sana in corpore sano.

donostia-mujer

Mujer mirando la playa de La Concha desde La Perla

Para aventureras

A pesar de ser una ciudad muy cospomolita, La Bella Easo es también una parada perfecta para las amantes de la actividad, que en un mismo día podrán practicar deportes acuáticos en plena mar, escalar montañas o recorrer en bicicleta paisajes idílicos. Si te mueves como pez en el agua, inscríbete en una de las escuelas de surf de la ciudad y adéntrate a coger olas en la Zurriola, playa juvenil por excelencia. La elegancia de La Concha también trae consigo oportunidades para las deportistas. Como el Stand-Up paddle que está tan de moda (por unos 15 € por persona), o las piraguas con las que podrás llegar hasta la isla de Santa Clara a tomarte una merecida cerveza en el chiringuito.

surfera-en-la-zurriola

Chica practicando surf en La Zurriola

Si el agua no es tu elemento, te recomendamos ponerte las zapatillas y hacer una ruta turística a lo runner: Desde El Peine del Viento por la bahía de la Concha, pasando por el Paseo Nuevo y terminando al final de la Zurriola, en Sagüés. En total, unos 4 km sin separar la vista del mar. Y si terminas el recorrido demasiado cansada como para regresar, alquila una bicicleta y culmina la vuelta por sus interminables bide-gorris.

Por amor al arte

Si la capital guipuzcoana siempre tuvo una amplia oferta cultural, en 2016 la cosa se pone seria: Donostia será Capital Europea de la Cultura, y su agenda se llenará de conciertos, festivales, espectáculos y exhibiciones aptos para todos los públicos. Para una experiencia novedosa, te recomendamos visitar la recién inaugurada Tabakalera, antigua fábrica hoy reconvertida en centro cultural contemporáneo que ya alberga entre sus paredes obras artísticas de lo más innovadoras. Si, por el contrario, el riesgo no va contigo, lo ya conocido nunca falla: El Festival Internacional de Cine de San Sebastián y el Kutxakultur Festibala se celebran en septiembre; el mítico Festival de Jazz durante el mes de julio; y la no tan conocida pero sin duda irresistible Semana de Cine Fantástico y de Terror a principios del mes de noviembre.

Experiencia gastro

San Sebastián es, sin duda alguna, el epicentro de la buena gastronomía, en el ranking de las ciudades del mundo con más Estrellas Michelín por metro cuadrado. Se convierte, por lo tanto, en pura obligación mimar el paladar y el estómago durante tu estancia. Por si aún hubiera alguna lectora despistada, le chivaremos que los mejores lugares para comer unos buenos pintxos son el Munto y el Casa Tiburcio, en la famosa Calle Fermín Calbetón de la Parte Vieja; el Ganbara en la Calle San Jerónimo; y el Bergara, en el efervescente barrio de Gros.

Si además da la casualidad de que es jueves, podrás sumarte a la revolución del “pintxo-pote”, evento gastro-social que ocurre en diferentes barrios de la ciudad ese día de la semana. ¿En qué consiste? Pintxo + pote por un euro (dos, en casos puntuales): la excusa perfecta para abarrotar las calles y conocer gente nueva. Para los paladares más exquisitos y los bolsillos más generosos, recomendamos, sin duda, el mundialmente conocido Arzak, el cual co-dirige junto a su padre la ya célebre Elena Arzak, nombrada Mejor Chef Femenina del Mundo en 2012. Llorarás de gusto.

pintxos-donostia

Detalle de pintxos donostiarras

Shopping-adictas

El tiovivo de Alderdi Eder

Vista nocturna del tiovivo de Alderdi Eder

Entre pintxo y pintxo, siempre hay un hueco para ir de compras. Aprovechamos la escapada para visitar algunas tiendas que no encontraremos en otros sitios, como El Hangar de Sophie, en la Calle Txurruka, o Berriz en la Calle Hondarribia, ambas boutiques de gusto exquisito con muchos años de experiencia a sus espaldas. En plena Calle Mayor encontrarás la tienda Noventa Grados, una concept-store de 400 m2 que reúne peluquería, ropa, calzado, joyería, perfumería, cosmética e incluso un espacio de arte. Para las amantes del vintage, recomendamos la Vintage Closet de la Calle Zabaleta o la más reciente Diner, en la Calle Reyes Católicos.

Y si eres de las que se pueden pasar horas hojeando libros, haz una pequeña parada en la Librería Donosti, ubicada en la Plaza de Bilbao, muy cerca de la catedral del Buen Pastor. Esta pequeña librería especializada en idiomas lleva 40 años en funcionamiento, y sus empleados, amantes de la literatura, siempre estarán dispuestos a hacerte una buena recomendación.

Para aves nocturnas

El fin de semana aún no ha terminado y nos queda por hacer algo esencial: salir de fiesta. Te proponemos tomar la primera copa en el Café Botanika, lugar coqueto donde los haya, que además tiene una terraza con mucho encanto en la entrada. Si quieres huir de la música fácil y el gentío de la parte vieja, la ciudad ofrece, desde hace poco más de un año, una nueva alternativa: El Dabadaba, punto de encuentro de indies y hipsters en el que se organizan los mejores DJ Sets, conciertos, mercadillos y proyecciones. Otra opción para bailongas es el GU, club situado en un edificio en forma de barco que encontramos amarrado al puerto. Vistas inmejorables y música para todos los gustos.

¿Qué Ford te parece mejor para viajar? Puedes solicitar aquí prueba de vehículo Descarga tu catálogo Entra y configura tu Ford