Ford Mustang

¿Sabías que Ford se planteó en los 60 fabricar un Ford Mustang familiar? ¿Que al principio se iba a llamar Puma? ¿Que tuvieron que ampliar la oferta de tonalidades del modelo cuando se inventó la televisión en color? Te contamos todo lo que nunca imaginaste o descubriste del mítico ‘pony car’.

Con motivo del lanzamiento del Nuevo Ford Mustang, el portal online AutoScout24 hizo una encuesta a más de 75.000 usuarios europeos y el resultado fue rotundo: la mayoría eligió al mítico ‘pony car’ como el modelo clásico más deseado. Mucho se ha hablado de este modelo, pero aquí te vamos a descubrir secretos que no conocías, y que harán que este modelo te sorprenda aún más.

6 generaciones y 50 años alimentando la leyenda

MUSTANGA comienzos de los 60, Ford encargó al diseñador Gene Bordinar un nuevo tipo de coche que fuera a la vez compacto y deportivo. La primera propuesta fue un biplaza descapotable, pero finalmente optaron por un modelo de cuatro plazas que se presentó en el Salón del Automóvil de Nueva York en 1964. Su diseño, poderoso y fresco, enseguida cautivó a millones de americanos. El éxito fue inmediato, y el modelo causó el mismo efecto que una estrella del rock: algunos concesionarios tuvieron que retirar los Ford Mustang de exposición porque generaban auténticas aglomeraciones frente a sus escaparates. Incluso el piloto Carrol Shelby recibió el encargo de desarrollar una versión especial con su nombre que estrenaba la carrocería Fastback y alcanzaba los 355 CV, una cifra estratosférica en aquella época.

Mustang es una raza de caballos salvajes de Norteamérica. El nombre no podía ser más adecuado para un coche llamado a simbolizar la libertad, la potencia y la belleza. Pero al principio se barajaron otros, como Cougar o Puma.

A lo largo de 50 años y seis generaciones se han lanzado infinidad de modelos del Ford Mustang con diseños, tamaños y configuraciones, pero todos manteniendo el espíritu del modelo original. Algunos de ellos, realmente originales, como T-Top de 1977, cuyo techo estaba formado por paneles de cristal desmontables.

MUSTANG

La quinta generación decide rescatar el encanto retro del modelo original, y causa auténtica expectación en todo el mundo. Sus musculosas y su frontal arrebatador inspirado en el primer modelo vuelven a poner de moda los ‘muscle-cars’. El propio Carrol Shelby rescata la versión que desarrolló en los 60 y de nuevo idea un modelo radical: el GT500 entrega nada menos que 500 CV y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,5 segundos. Pero aún llegaron a más: una versión extrema del GT500, el Super Snake, arrojaba 725 CV, lo que integraba al ‘pony car’ en el olimpo de los superdeportivos.

La sexta y última generación es la primera que se va a vender en nuestro continente. Toma lo mejor del modelo clásico (morro largo y poderoso, zaga corta, lateral musculoso) y le añade toda la tecnología de última generación de Ford, algo que también se ve en su diseño: su faros ahora son más afilados. Incorpora, además, los revolucionarios motores EcoBoost, que consiguen las máximas prestaciones y el mínimo consumo. El Ford Mustang es, una vez más, un clásico adelantado a su tiempo.

Los Ford Mustang que nunca fueron

A lo largo de la historia del Ford Mustang se lanzaron numerosos prototipos que a veces fueron meros ejercicios de estilo y, otras, proyectos que finalmente la marca decidió no llevar a cabo. Algo que entendemos, por ejemplo, en el caso del Mustang Station Wagon de 1966, con carrocería familiar. Con todo, de este modelo se aprovecharon varias ideas estéticas que sí que se aplicaron a modelos posteriores. Un año antes también se había planteado crear un Mustang de cuatro puertas tipo berlina. Sin duda era un coche muy atractivo, pero no casaba con el espíritu deportivo del modelo y se desechó la idea.

El Mustang RSX Concept de 1988 fue ideado por los diseñadores italianos de Ghia, encargados de dibujar las versiones más exclusivas de Ford. Lo que hacía especial a este ‘concept’ es que estaba destinado a ser la versión de rally basada en la tercera generación. Era mucho más ligero y con un tamaño menor, adaptado a los estándares europeos, y aunque tenía cualidades para triunfar en circuito, no llegó a competir.

MUSTANG

Los colores que más triunfan…. Y los que menos

El 21% de los Mustang fabricados en estos 50 años han lucido carrocería de color rojo, el favorito durante muchos años, especialmente en las últimas décadas. Curiosamente, al principio triunfaban los modelos blancos y los negros, pero en cuanto se popularizó la televisión en color la gente demandaba más tonalidades y el azul pasó a ser la más demandada durante muchos años.

Los colores que menos aceptación han tenido han sido el verde y el amarillo, sobre todo en las últimas generaciones, en parte porque han sido reservados para ediciones especiales. Y también ha habido colores que seguro que nunca hubieras imaginado en un Mustang como el ‘Playboy Pink’ (Rosa Playboy) que se lanzó 1967, cuando triunfaba la popular revista.

El nuevo Ford Mustang, un pura sangre para el siglo XXI

MUSTANG¡Estamos de enhorabuena! En 2015 por primera vez un modelo Mustang aterriza en Europa. Y lo hace con un nuevo modelo que llega al galope con dos posibilidades: el ‘fastback’ en intenso color Race Red, y el convertible con impactante sello Magnetic Silver. El corazón del nuevo Mustang puede optar por un motor EcoBoost de 2.3 litros con 314 caballos de potencia, o subir de nivel con un V8 de 5.0 litros con una potencia superior de 426 caballos. Oír relinchar a este potro en la carretera ha sido durante décadas un sinónimo de amor por la conducción en Estados Unidos, y ahora se lanzará a la carrera en el viejo continente con estas envidiables características.

Y a esta energía se la domestica con toda la comodidad que ofrece un diseño de interiores cuidado y sorprendente, y una tecnología de máxima efectividad y nivel: la conectividad y navegación del sistema exclusivo de Ford SYNC 2, asientos calefactados y ventilados para ofrecer máximas prestaciones en cualquier época del año, sensores de parking, acabados en cuero negro, detalles en cromo y llantas de aleación de 19 pulgadas. Todo lo necesario para convertir el nuevo Ford Mustang en una experiencia con clase, emocionante y poderosa, en un diseño que es un icono inmortal ahora renovado.

La evolución de un icono de la cultura pop

El diseño de automóviles tiene indiscutiblemente en el Ford Mustang un hito, uno de esos momentos en que los fans de la conducción se quedaron boquiabiertos. Ahora podemos disfrutar de los 50 años de evolución de su diseño en apenas un vistazo, pero de una forma realmente espectacular y efectiva. Echad un ojo a este vídeo oficial de Ford, a ver qué os parece: es un paseo por la historia de Mustang de un plumazo. ¡Disfrutad!

Descubre el nuevo MustangDescarga tu catálogo